Benidorm: El SPPLB pide el cumplimiento de la sentencia por delito de acoso laboral a una funcionaria



 

El sindicato SPPLB ha instado al Ayuntamiento de Benidorm a que ejecute la sentencia por la que una exconcejala del grupo municipal del PSOE fuera condenada por un delito de acoso laboral a una funcionaria, coordinadora de Bienestar Social.

El juzgado de lo Penal número 2 de Benidorm condenó en 2016 a doce meses de prisión y al pago de una indemnización de 35.610 euros más intereses legales a la exconcejal socialista por un delito contra la integridad moral.

Además, según el portavoz del sindicato, Francisco Ángel González, el Ayuntamiento era «responsable civil subsidiario». El responsable del SPPLB indicó que «no es normal que una sentencia por acoso laboral, por atentar contra la integridad moral de una trabajadora que, además es el único caso que se ha dado por desgracia en el Ayuntamiento de Benidorm y, siendo firme desde el 14 de Noviembre del 2016, no se haya cumplido y ningún político de la corporación municipal se haya preocupado de que la trabajadora sea indemnizada y que la sentencia se ejecute».

Por ello, el sindicato ha presentado un escrito solicitando que «abone la indemnización de forma inmediata a la funcionaria y que posteriormente éste pida a la concejala que devuelva ese dinero a las arcas Municipales».

Además añaden que «consta como hechos probados que la acusada, desde septiembre de 2009, de forma continuada y sin justificación laboral, ordenó una serie de acciones y tomó parte en una serie de decisiones que afectaban directamente a la Coordinadora de Bienestar Social en su ámbito profesional».

El caso fue desvelado entonces por este sindicato profesional. Según González, «lo que sucedió en el Ayuntamiento de Benidorm supuso una horrible pesadilla para la funcionaria». Para terminar, desde el SPPLB lamentaron que «ciertos partidos políticos tengan que recurrir constantemente a estas maniobras de acoso» y que «seguiremos confiando en la justicia, defendiendo los intereses de todos los empleados municipales».