Canarias: La Policía Portuaria de la capital pide más medios ante repunte de polizones

 


Miembros del sindicato SPPLB en Canarias, mantienen reunión con el diputado de Coalición Canaria Pablo Rodríguez, para exponer la necesidad de dotar de un mejor marco jurídico, formativo y de medios a la Policía Portuaria en las Islas. 

La presión migratoria en Canarias y el importante papel que desempeña la Policía Portuaria en los puertos, debe ponerse en valor con medidas que garanticen la seguridad de las personas, mercancías y buques.

 
 


 

Canarias7.es
 

Ha habido días en que en un solo turno de ocho horas han tenido que expulsar del recinto portuario a 160 inmigrantes.

EFELas Palmas de Gran Canaria

El Sindicato Profesional de Policía Portuaria de Las Palmas ha reclamado este jueves más medios para poder afrontar el nuevo problema que supone para el Puerto de La Luz la continua presencia de polizones inmigrantes que tratan de viajar a la península.
 

El portavoz sindical, Artemis Casañas, ha destacado que ha habido días en que en un solo turno de ocho horas han tenido que expulsar del recinto portuario a 160 inmigrantes, muchos de ellos reincidentes.

 
 
 
 

«Es un no parar», ha afirmado el portavoz a los periodistas con motivo de una reunión que ha celebrado con el secretario general de CC en Gran Canaria, Pablo Rodríguez, y el portavoz de este partido en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Francisco Candil, para abordar el problema.

Casañas ha destacado que esta situación coincide con la apertura del campamento de acogida de inmigrantes habilitado en el antiguo regimiento Canarias 50, en la zona de La Isleta, y ha dicho que, ante la constante entrada de polizones, la actividad policial se centra en su detección y expulsión, si bien persisten en su intento.

Ha explicado que los inmigrantes que disponen de pasaporte son entregados a la Policía de Frontera y que al resto solo pueden sacarlos del recinto portuario.

El portavoz sindical ha asegurado que hasta el momento no han tenido problemas porque estas personas se comportan cívicamente, si bien temen que pueda haberlos, sobre todo por el alto número que se llega concentrar, ya que en ocasiones dos agentes han tenido que expulsar a grupos de 30 y 40, y por lo sitios donde se suelen ocultar, en los contenedores.

Casañas ha reconocido que se ha reforzado el destacamento policial pero, aún así, ha estimado que siguen siendo insuficientes los medios de que disponen para su actuación por falta de personal y de protocolos, pese al riesgo al que se exponen los inmigrantes y los policías portuarios.

Rodríguez ha considerado que este es un problema más de la política migratoria del Gobierno que preside Pedro Sánchez, por lo que ha insistido en reclamar un plan de «verdad, con derivaciones a la península y transparente» en el que se implique al conjunto de las comunidades autónomas y que permita la integración de estas personas, y no «su abandono».

«Muchos inmigrantes duermen en la calle», ha lamentado el dirigente de CC, quien ha señalado que esta situación «no es aceptable», por lo que su partido reclamará de nuevo en el Congreso, en el Senado y en el Parlamento canario una política migratoria «humanitaria e integradora».

Candil ha destacado que en las calles de la capital grancanaria duermen más de 300 inmigrantes y ha opinado que es preciso más colaboración entre la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento para resolver el problema de los polizones.