CAOS Y DESORGANIZACIÓN EN LA CITACIÓN DE LOS TRABAJADORES ESENCIALES PARA INOCULARLES LA SEGUNDA DOSIS DE LA VACUNA DEL COVID-19.









 
CAOS Y DESORGANIZACIÓN EN LA CITACIÓN DE LOS TRABAJADORES ESENCIALES PARA INOCULARLES LA SEGUNDA DOSIS DE LA VACUNA DEL COVID-19.

 

La Consellería de Sanidad está generando caos y desorganización en la citación para la segunda dosis de la vacuna contra el COVID-19, al hacerlo con apenas unas horas de margen para la organización de los servicios de Policía y de Bomberos.

Los Policías y Bomberos están recibiendo hoy día 5, la notificación para vacunarse la próxima semana, sin que los Ayuntamientos, Jefaturas de Policía Local y los Servicios de Bomberos tengan conocimiento de ello.

A ello se une que muchos funcionarios se han enterado de la fecha de vacunación al acceder a la aplicación de la Consellería de Sanidad, al no haber recibir ningún mensaje en su teléfono móvil. Otros han podido comprobar que la fecha de vacunación se les ha pasado sin recibir comunicado por parte de Sanidad.

La Consellería de Sanidad tenía que haber previsto una fecha de vacunación con más margen de tiempo y haberlo comunicado a los responsables de los Cuerpos de Policía y Bomberos para poder organizar los servicios de seguridad y emergencias.

Todo este desorden se une al descontento en los Cuerpos de Policía y Bomberos por el mensaje recibido para vacunarse de la segunda dosis con la vacuna Pfizer, ya que al rechazar esta vacuna y optar por la Astrazeneca (lo ha hecho la práctica totalidad de los trabajadores esenciales) se recibe un mensaje “amenazador” del riesgo de síndrome de trombosis por elegir esta opción.

Desde el SPPLB entendemos que la Consellería tenía que coordinar la vacunación de los trabajadores esenciales (Policías y Bomberos) con los responsables de los mismos para evitar que los servicios que prestan no se vean afectados en ningún momento.

Esto demuestra una vez más la descoordinación de la Agencia Valenciana de Seguridad y Emergencias con la Consellería de Sanidad, cada uno va a su ritmo y al final a pagarlo los ciudadanos por la merma de servicios que se pueden ocasionar.



Valencia a 5 de Junio del 2021