Denuncian riesgo de robos en dos parques de bomberos de València con las puertas averiadas

El material y los vehículos quedan a disposición de cualquier persona que entre en los recintos ante la falta de personal en el cuerpo municipal

 
R. V.VALENCIA.
 
 
 

Centenares de miles de euros en material y vehículos quedan a disposición de cualquier ciudadano que quiera entrar en dos parques de bomberos, ya que debido a la acuciante falta de personal que padece el Servicio Municipal de Bomberos de Valencia, las instalaciones quedan vacías y las parcelas exteriores permanecen abiertas y sin vigilancia cada vez que hay un servicio de importancia

Según denunció ayer el Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB), esta lamentable situación se repite casi todas las noches desde hace más de un año en el parque Norte de Valencia, porque las puertas están averiadas y no se pueden cerrar. El sindicato policial informó ayer en un comunicado que ahora también hay que añadir la situación similar del parque de bomberos del distrito de Campanar, «sin que la Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Valencia haga nada por remediarlo».

Según el SPPLB, hasta hace unos años siempre permanecía, al menos, un bombero de guardia en cada parque para vigilar las instalaciones mientras sus compañeros sofocaban un incendio o realizaban otro servicio, «pero eso ahora es imposible por la carencia de personal».

Las 59 plazas no resuelven la falta de personal porque desde 2008 se jubilaron 191 bomberos

Por este motivo, camiones que cuestan decenas de miles de euros con las llaves puestas, emisoras portátiles de última generación y todo tipo de material pesado de rescate «pueden ser sustraídos en cualquier momento debido a la total accesibilidad a las parcelas exteriores y las naves donde se estacionan los vehículos», según afirma textualmente el comunicado.

El sindicato policial señala también que el problema de un deficiente mantenimiento en los parques, junto con la acusada falta de personal que padece el Servicio Municipal de Bomberos de Valencia, «no hacen sino confirmar la falta de interés del Ayuntamiento en la seguridad de sus vecinos».

El Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos ya criticó el pasado mes de junio que este verano la plantilla de Valencia trabajaría «bajo mínimos con sólo 37 efectivos asegurados». Desde 2008 hasta este año son ya 191 los bomberos que se han jubilado, por lo que la falta de personal afecta a los servicios que realiza este cuerpo de emergencias.

Hace 11 años, la plantilla estaba formada por 544 efectivos y ahora son 353, por lo que la oposición de 59 plazas que está en curso «no resolverá el problema de personal, ya que son menos de la mitad de los que hemos perdido y además tienen que asistir a los cursos de formación, lo que retrasará su incorporación y hasta marzo no podrán realizar servicios en la calle», afirman las mismas fuentes sindicales.

 


 

Las puertas de dos parques de bomberos de València permanecen abiertas por avería, según SPPLB


Hortanoticias.com 
 

El sindicato de policías y bomberos SPPLB denuncia que las puertas del Parque Norte de Bomberos de la ciudad de València permanecen averiadas y abiertas desde hace más de un año. Ahora también hay que añadir las del Parque de Bomberos de Campanar, “sin que la Concejalía de Seguridad haga nada por remediarlo”, se queja el sindicato.

De este modo, centenares de miles de euros en material y vehículos quedan a disposición de cualquier ciudadano que quiera entrar en el parque, ya que debido a la acuciante falta de personal que padece el servicio municipal de Bomberos, cada vez que hay un servicio de importancia los parques quedan vacíos y sus parcelas exteriores abiertas.
 



El sindicato señala que hasta hace unos años siempre permanecía al menos un bombero de guardia en cada parque, pero eso ahora es imposible, aseguran, por la carencia de personal.

De ser ciertas las quejas del SPPLB, camiones que cuestan decenas de miles de euros con las llaves puestas, emisoras portátiles de última generación y todo tipo de material pesado de rescate pueden ser sustraídos en cualquier momento debido a la total accesibilidad a las parcelas exteriores y las naves donde se estacionan los vehículos.

El problema de la falta de mantenimiento viene de lejos, afirman los sindicalistas, lo que junto con la acusada falta de personal que padece el servicio no hacen sino confirmar la falta de interés del Ayuntamiento en la seguridad de sus vecinos.