El Sindicato SPPLB ha denunciado este miércoles "las graves carencias en materia de uniformidad" que en su opinión sufre la Policía Local de València.


Lavanguardia.com

València, 12 dic (EFE).- El Sindicato Profesional de Policías y Bomberos (SPPLB) ha denunciado este miércoles "las graves carencias en materia de uniformidad" que en su opinión sufre la Policía Local de València.

El SPPLB ha tildado el problema de "mal endémico" que han denunciado "continuamente" desde 2011, y que no se ha solucionado ni con el gobierno anterior ni con el actual que preside Joan Ribó.

Fuentes sindicales han asegurado en un comunicado que la cantidad aproximada de 240.000 euros que se han aprobado destinar en 2019 "no llega ni a la mitad del dinero necesario e incumple los compromisos adquiridos recientemente de unos 600.000 euros anuales".
 

Desde el sindicato instan a que se ejecute "sin dilación" el proyecto de uniformidad aprobado por Delegación, Jefatura y Sindicatos en la Mesa de Policía en junio, que cubre "las necesidades básicas reales de la plantilla".

En el primer trimestre de 2018, el SPPLB fue "el único sindicato" que presentó una propuesta que sirviera para llegar a un consenso entre todos los sindicatos y la parte técnica del Cuerpo en un proyecto de uniformidad para cuatro años.

Pero en 2018 aún no se ha concretado el expediente del presupuesto para uniformidad, 154.000 euros, cantidad que desde el sindicato han considerado "irrisoria" y "una vergüenza".
 

"En junio de 2017 se realizó el cambio de color de la uniformidad y al personal afectado se le repartieron dos polos de verano y dos polos de invierno, más de un año con quita y pon, que se prolongará a más de dos años", han explicado.

El sindicato ha añadido que "a una gran parte de la plantilla no se le ha renovado el calzado o los pantalones en años y ni siquiera hay impermeables para todos".

El SPPLB ha señalado que, de persistir la situación, iniciará acciones de protesta, con reparto de prendas, demandas a la Inspección de Trabajo y movilizaciones. EFE