IMG-LOGO
IMG-LOGO
PRENSA

El SPPLB denuncia la pésima gestión del IVASPE

03 mayo 2022 800 visitas

SPPLB denuncia impagos y externalización de la formación a policías locales

 

www.lavanguardia.com

València, 2 may (EFE).- El sindicato de Policías y Bomberos ha denunciado que la academia de Policía Local de la Generalitat IVASPE acumula más de dos años de atrasos en el pago de las nóminas a sus instructores, así como la "externalización" de su formación a los ayuntamientos al ser incapaz de absorber la demanda de alumnos en prácticas.

 

El sindicato de Policías y Bomberos ha denunciado que la academia de Policía Local de la Generalitat IVASPE acumula más de dos años de atrasos en el pago de las nóminas a sus instructores, así como la "externalización" de su formación a los ayuntamientos al ser incapaz de absorber la demanda de alumnos en prácticas.

 

 

El SPPLB atribuye esta situación al "retraso y acumulación de funcionarios pendientes de su formación básica al haberse paralizado la actividad de este por falta de personal y la nefasta gestión durante más de un año", en una de las épocas con más demanda de formación de la historia del IVASPE por la renovación de plantillas.

 

Advierte además de que ello conllevará una "pérdida de formación de calidad, diferencia de modelo formativo con respecto a lo que debería ser una academia de policía que se pueda llamar como tal".

 

El sindicato lamenta, en un comunicado remitido este lunes, "la falta de interés y de respeto" hacia los ayuntamientos que son los que pagan las nóminas de los policías locales por parte de la Generalitat hacia la seguridad pública en general y la local en particular.

 

Señala asimismo que el problema no es sólo para los agentes de nuevo ingreso sino también "para los que están en la calle, cuya formación es cero".

 

Advierte de que en el curso actual, con un año de retraso, agentes que hicieron las prácticas obligatorias y llevan ya cerca del 40 % del curso hecho (2 meses), cerca de 20 van a tener que empezar de nuevo y saldrán a la calle en el mes de febrero 2023 en vez de julio de este año.

 

"Esto supone 200.000 euros perdidos en nóminas y la pérdida de la más que acuciante plantilla en la calle para un verano 'postpandemia'", añade el sindicato, que califica la situación de "insostenible" y denuncia que se "despilfarre" el dinero de los impuestos de los ciudadanos.