El SPPLB denuncia que la plantilla de bomberos estará bajo mínimos este verano en València.

Larazon.es 


Un camión de bomberos asoma en la puerta del retén de El Carmen, en la ciudad de Valenciaarazon.es    

Las 59 plazas convocadas no serán operativas hasta el próximo otoño y se teme por El Saler
 

Un camión de bomberos asoma en la puerta del retén de El Carmen, en la ciudad de Valencia

El sindicato de Policía Locales y Bomberos ha denunciado que durante este verano el cuerpo de bomberos de la ciudad de Valencia estará bajo mínimos.
Su secretario, Jesús Santos, señaló que «un año más y ya van cuatro con el actual gobierno, se inició el mandato con una falta de personal arrastrada de la anterior legislatura y la crisis económica, que no se ha solucionado en todo este periodo se han añadido además cerca de cincuenta bajas más en el colectivo.

Además, no se ha incorporado un solo bombero. Y en esta situación se acerca el periodo estival y la plantilla de bomberos volverá a quedarse por debajo de los mínimos establecidos en los meses de verano».Explican desde el sindicato que «es este un periodo en el que debido al alto riesgo de incendios se hace imprescindible contar con suficientes bomberos de guardia para hacer frente a cualquier imprevisto» y consideran que el «Ayuntamiento vuelve a comportarse de una manera irresponsable, al asegurar únicamente la presencia de treinta y siete efectivos durante los meses de julio y agosto cuando el mínimo es de cuarenta y dos efectivos».

Este mínimo de cuarenta y dos efectivos solo se debería de alcanzar en situaciones puntuales y excepcionales, pero la gravísima falta de personal que padece el servicio de Bomberos ha hecho que sea absolutamente normal y habitual trabajar a mínimos a diario, consideran desde el sindicato, que tildan además, como «una grave falta de irresponsabilidad con consecuencias imprevisibles sobre la seguridad e integridad de los bomberos y de los ciudadanos y su entorno en caso de catástrofe o grandes incendios y más de cara a la época estival y las altas temperaturas».

Explica Santos que trabajar por debajo del mínimo está obligando a cerrar parques de zona y aumenta los tiempos de respuesta, aumentando daños y lo más importante posibles perjuicios a las personas, dificultando la actuación en caso de grandes incendios como los que se pueden dar en la zona boscosa de El Saler, por ejemplo.

El parque natural de L'Albufera ha tenido graves episodios de incendios en los últimos años que han puesto de manifiesto las deficiencias en los mecanismos de control. Conocidas son las peripecias de las cámaras infrarrojas instaladas en la azotea de los edificios más altos de la zona de apartamento y que prácticamente no han funcionado nunca.

Oposición de 59 plazas

«La incorporación próxima de 59 plazas no va a solucionar este tremendo problema de falta de plantilla en las próximas semanas, ya que son muchos más los compañeros que se han jubilado desde que hace diez años entró la última promoción al cuerpo, a lo que habrá que añadir las vacaciones a las que el personal tiene derecho», además, según el sindicato, los seleccionados en la oposición no se incorporarán antes de otoño.

Además la próxima incorporación de este personal no será inmediata puesto que, una vez superada ya la selección recientemente finalizada, este personal tras su nombramiento ha de superar un periodo formativo en el Ivaspe, así como posteriormente un periodo de prácticas lo que retrasara su incorporación efectiva al servicio.

Desde el Sindicato Profesional de Bomberos SPPLB junto con el resto de sindicatos del colectivo, se ha solicitado hace varias semanas «una mesa de Bomberos para abordar la situación y que se nos trasladen las propuestas y soluciones para compatibilizar los derechos de los bomberos con el servicio y la grave situación, sin que por el momento haya habido respuesta. Este retraso tiene menos sentido aún más si cabe tras las elecciones celebradas hace una semana y donde se sabe que el equipo de gobierno actual continuará». Desde el sindicato hacen hincapié en que «es necesario abordar el gravísimo problema y no se puede dilatar más las decisiones, las tome quien las tenga que tomar. La seguridad e integridad de bomberos y ciudadanos no sabe de cargos políticos en funciones, ni de resultados de partidos políticos ni reparto de delegaciones».