La plantilla policial del ayuntamiento de Benicarlo se encuentra bajo mínimos peligrosos, y la Corporación no hace nada por remediarlo.