IMG-LOGO
IMG-LOGO
FORMACIÓN

La policía registra dos positivos en media hora al probar en Alzira un test que detecta drogas

24 abril 2018 182 visitas

El control a media tarde como práctica final de un curso de formación deriva en sendas sanciones por consumo de «cannabis» en tres pruebas

La práctica final del curso sobre detección de drogas en la conducción, que la semana pasada reunió en Alzira a 24 policías locales de diferentes municipios, concluyó con una evidencia clara de lo que es un positivo. Dos de los tres conductores que fueron sometidos al «drogotest» en el control establecido por la policía a media tarde en la avenida Joan Calot, en la prolongación de Santos Patronos hacia Tulell, dieron positivo por consumo de «cannabis», por lo que se tramitaron las oportunas sanciones, según explicaron fuentes del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (Spplb), organizador del curso.

En un caso, además, los agentes constataron que el conductor carecía del permiso de conducir, por lo que también se le imputó un delito contra la seguridad vial, indicaron las mismas fuentes, que abogaron por dotar a la Policía Local de Alzira de este equipo para que los agentes puedan realizar el test de drogas en caso de observar un conductor con síntomas de haberlas consumido. La asistencia al curso habilita a los agentes para poder realizar en el futuro estas pruebas que consisten en tomar unas muestras de saliva. Cuando el test da positivo se remiten a un laboratorio para su verificación.



La policía registra dos positivos en media hora al probar en Alzira un test que detecta drogas


Un total de 24 agentes de diferentes municipios -aunque el grupo mayoritario era de Alzira- participaron del 16 al 20 de abril en este curso homologado por el Instituto Valenciano de la Seguridad Pública (Ivaspe) que desarrolló la parte teórica en las dependencias del Arxiu Municipal.

El intendente jefe de la Policía Local de Alboraia, Francisco M. Uclés, y el doctor Francisco Fornés, médico de medicina laboral en la Policía Local de València, fueron los encargados de impartir las clases teóricas mientras que ya el viernes por la tarde, con el apoyo de los agentes de la Policía Local de Alzira que se encontraban de servicio, se montó un control en una zona céntrica del casco urbano. En apenas media hora, destacaron fuentes del sindicato promotor del curso, el control arrojó dos casos positivos de las tres pruebas con el «drogotest» realizadas a conductores en los que los agentes habían detectado posibles indicios.

En base a la normativa vigente, un positivo por consumo de drogas deriva en una denuncia administrativa por importe de mil euros y la retirada de seis puntos del carné de conducir.