Los bomberos forestales denuncian que no se ha creado la bolsa para cubrir bajas


Larazon.es    

Denuncian que no ha cumplido la equiparación salarial prometida, que existen muchos contratos temporales y anuncian movilizaciones

La temporada de riesgo de incendios está a la vuelta de la esquina. Con la llegada de las vacaciones de Pascua, la Generalitat activa las medidas extraordinarias de uso del fuego. Sin embargo, el Servicio de Bomberos Forestales de la Generalitat Valenciana no dispone de una bolsa de contratación para cubrir bajas.

Esta es una de las graves denuncias que realizó ayer el secretario general de la sección sindical del Sindicato de Policías y Bomberos (Spplb), Antonio Roca, que recordó que su labor no solo es necesaria en verano, sino que trabajan durante todo el año. Por poner un ejemplo, durante el último temporal ha sido necesaria su intervención.

En un comunicado con otros sindicatos denuncian que la Generalitat ha incumplido buena parte de los acuerdos alcanzados en abril del pasado año cuando, después de realizar durante meses una huelga indefinida, el servicio de bomberos forestales fue subrogado de la empresa pública estatal Tragsa a la autonómica Sociedad Valenciana de Gestión Integral de Servicios de Emergencia (Sgise). Fue entonces se llegó a un preacuerdo para proceder a un aumento salarial que solo han cumplido en parte.

Salarios y estabilidad

Roca explica que los bomberos forestales helitransportados siguen sin cobrar lo mismo que los terrestres a pesar de que en muchas ocasiones trabajan en las mismas condiciones. La diferencia salarial entre unos y otros ronda los 150 euros de un sueldo que no supera los 1.400 euros al mes. La equiparación salarial debía hacerse efectiva con la entrada en vigor del convenio, pero este no se ha llegado a hacer efectivo porque recibió un informe desfavorable.

A las precarias condiciones laborales se añade el hecho de la inestabilidad. El convenio también recoge la obligatoriedad de acabar con los contratos temporales, un compromiso que tampoco se cumple.

La plantilla de bomberos de la Generalitat está formada por 540 trabajadores fijos, un número que aumenta a 900 en época estival. «No hay estabilidad», denuncia Roca quien anunció un calendario de movilizaciones que comienza el 31 de enero en la Ciudad Adminisrativa.