IMG-LOGO
IMG-LOGO
PRENSA

Manifestacion SPPLB en Denia.

02 junio 2008 198 visitas

S. G., Dénia


La Policía veló ayer por que todo transcurriera dentro de los cauces normales en una manifestación que, con más de 200 personas, recorrió el centro de la ciudad de Dénia para desembocar frente al ayuntamiento. Hasta ahí, lo habitual. Lo inusual era que los manifestantes eran también agentes. El Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos de la Comunitat Valenciana (SPPLB-CV) movilizó a sus afiliados de las tres provincias valencianas para manifestarse en Dénia en apoyo del policía local Jorge Ferrández, expedientado por el ayuntamiento por desobediencia y desacato a la autoridad, por desprenderse de parte del uniforme antes de acabar la jornada desatendiendo las órdenes de sus superiores. Tres autobuses fletados por el sindicato llegaron hasta la capital de la Marina Alta e iniciaron la marcha de protesta en la plaza del Castell d´Olimbroi.
Seguramente, fue la manifestación más ruidosa de las celebradas en la ciudad en los últimos años. Los 212 manifestantes «contados uno a uno», según fuentes de la Policía Nacional (100 según la Policía Local), no dejaron en todo el recorrido de acompañar sus gritos con el ruido de los silbatos, sirenas y percusión. Tanto, que la ciudad no pudo pasar inadvertida: miles de personas siguieron la protesta desde aceras, terrazas y balcones. Casi todos, con cara de sorpresa, al comprobar que eran policías -y también bomberos- quienes esta vez se manifestaban.
También curioso fue contemplar el recorrido repleto de policías nacionales y agentes de la Policía Local de Dénia, que miraban a sus colegas manifestarse. Los compañeros del expedientado no se sumaron a la protesta, pues la asamblea de la Policía Local de Dénia lo decidió así. No obstante, se pudo ver a 4 agentes de Dénia en la manifestación, además de el propio Ferrández.
También llamó la atención de la no presencia del resto de sindicatos en la manifestación, y sólo el SEP se dejó ver por la plaza del Castell d´Olimbroi al comienzo de la protesta.
El cántico más coreado fue el futbolístico «a por ellos». Cuando la marcha llegó al ayuntamiento hubo gritos de «fuera, fuera» contra la alcaldesa, o de «pelota» y «vendido» dirigidos al intendente principal de la Policía Local de Dénia, José Martínez Espasa. En cuando en la lectura del manifiesto se reprochó «a todos los mandos y no mandos de la Policía de Dénia que no están aquí» su no asistencia, se volvió a corear lo de «vendidos».
Jorge Ferrández intentó gober el megáfono para agradecer el apoyo, pero emocionado tuvo que desistir.