IMG-LOGO
IMG-LOGO
PRENSA

Nueva pitada de la plantilla de Policía Local de Catarroja para exigir una «valoración justa»

30 octubre 2020 194 visitas

Los agentes denuncian la falta de efectivos que les obliga a trabajar más y reivindican que los complementos de destino y específico están obsoletos

Los policías locales se manifiestan a las puertas del ayuntamiento. /LP
Los policías locales se manifiestan a las puertas del ayuntamiento. / LP
A. D.Catarroja

Agentes de la plantilla de la Policía Local de Catarroja se ha concentrado esta tarde a las puertas del ayuntamiento para reivindicar, de nuevo, con una pitada «una valoración justa» de los puestos de trabajo, aprovechando la sesión plenaria que en esos momentos tenía lugar en el interior de la casa consistorial para hacerse oír.

Esta es la segunda vez en un mes que, a iniciativa de la plantilla, se realiza un acto de estas características, que cuenta con el apoyo de los sindicatos. Desde el SPPLB señalan que la última valoración del puesto de trabajo de los Agentes (RPT) data del año 2000, "veinte años en los que no se ha tenido en cuenta la evolución de los cuerpos de policía, su alta especialización y profesionalización, y sobre todo las peculiaridades y especificidades del puesto, por lo que han quedado obsoletos sus complementos de destino y específico, siendo a día de hoy de los más bajos de la provincia".

PUBLICIDAD

Los agentes denuncian la merma de efectivos por las bajas que no se cubren y las jubilaciones lo que supone para el resto "un estrés laboral extra, pues la faena de 50 la tienen hacer 30, situación que se mantiene en el tiempo y ante la que ni los responsables del cuerpo ni los responsables políticos han sabido reaccionar adecuadamente". También critican que el alcalde, Jesús Monzó, dijera que los policías "quieren cobrar más y trabajar menos" lo que da una "imagen falsa a los vecinos del cuerpo que ha de velar por su seguridad".

Antes todo esto señalan el "nulo interés por solucionar los problemas de la plantilla" por parte del ejecutivo y reclaman que se siente a "negociar".