Policías de Callosa de Segura denuncian el «lamentable estado» de sus dependencias

Las instalaciones están con sillas rotas, mesas sin cajones o ventanas que no cierran

 
 
Sillas de la jefatura policial sin ruedas, sin respaldo o con adhesivo.
 

El sindicato SPPLB critica que a los interinos no se les dote de grilletes o transmisores.

 

Las instalaciones de la Policía Local de Callosa de Segura necesitan un arreglo urgente. Los agentes que allí ejercen su trabajo, también de atención al público, lo hacen en unas condiciones que no son las deseables. Algunos de estos policías han denunciado a INFORMACIÓN «el lamentable estado» de las dependencias policiales. En el interior, algunas taquillas se encuentran con las puertas literalmente colgando y otro mobiliario completamente roto y destrozado, como son las sillas de la sala de «briefing» donde han tenido que ingeniar los agentes remedios caseros para poder dotarlas de respaldo, como el poner cinta adhesiva. «Son las sillas que el Ayuntamiento descarta», indican. Dicha zona también actúa de vestuario masculino y comedor y es la zona de paso para acceder al vestuario femenino «por lo que las mujeres policía tienen que pasar por donde los varones policías se cambian», critican las mismas fuentes.

No están en mejor estado los escritorios donde se redactan los informes y diligencias, con los frontales de las cajoneras caídos del tiempo que llevan en uso y hundidos, además de que las sillas están con las ruedas rotas. En cuanto a las ventanas que acceden a la sala de comunicaciones no se pueden cerrar, son de madera y cristal, y los agentes han tenido que colocar un armario para apuntalar una de ellas ya que el sistema de cierre no funciona, con el hándicap de que carecen de verjas «con el riesgo de entrada que

 
 
 

esto implica, sin olvidar que en la propia jefatura se custodian armas de fuego», señalan. Los agentes cuentan con el respaldo del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) que denuncia, además, que son los policías los que tienen que realizar los reportajes fotográficos con sus propios medios digitales en caso de atestados de tráfico o informes, ya que la cámara de fotos no funciona. «Si la autoridad judicial solicitara el origen de las fotos, el funcionario tendría la obligación de depositar su dispositivo personal en el juzgado para corroborar la autenticidad de las imágenes», señala este sindicato.

 

Por otro lado, desde SPPLB aseguran que a los agentes interinos de nuevo ingreso no se les dota de los mínimos medios necesarios que la ley establece y tienen que prestar el servicio solo con el uniforme, sin grilletes, defensa o radio de trasmisión «dejándolos en una completa situación de indefensión». Por todo ello exigen al gobierno local que «cumpla sus promesas» y dote de medios e instalaciones dignas a la Policía.