Policías locales de Catarroja se concentran para protestar por la falta de efectivos y las condiciones laborales

 

Los agentes organizan una pitada mientras se celebra el reconocimiento a la plantilla por su labor durante el estado de alarma.

 
 
 
Los policías durante la concentración. / LP

ADA DASÍ
Catarroja

La plantilla de la Policía Local de Catarroja se ha concentrado esta mañana a las puertas del retén para protestar con una pitada por la falta de efectivos y las condiciones laborales en un "clima tóxico", como aseguran. Los manifestantes llevaban camisetas reivindicativas con el lema 'Valoración justa ya', mientras, en el interior del edificio, el consistorio celebraba el acto de entrega de los reconocimientos por el 9 d'Octubre entre los que estaban los agentes del cuerpo local.

Los policías denuncian la "merma" de efectivos que se ha producido entre las plazas que no se han cubierto por jubilaciones y las bajas que provoca que "no podamos garantizar la seguridad ciudadana". "Un pueblo como Catarroja con casi 30.000 habitantes sólo tiene una patrulla, cuando hace 10 años eran tres, y esto hace que en muchas ocasiones no se puedan atender servicios", explican. Además, advierten de que fruto de esta situación, los agentes "tenemos que doblar turnos, con la carga de trabajo extra que eso supone".

 

Otro de los problemas es el pago de los servicios extraordinarios que el ayuntamiento adeuda todavía, "con un año de retraso a pesar de que deberían pagarse al mes". Por ello apuntan la "inseguridad jurídica" a la que se enfrentan que se suma a la "brecha salarial" entre ellos mismos, ya que unos tienen la consideración de nivel 16, el más bajo, y otros el 21, "trabajando lo mismo pero cobrando más".

Además, advierten de la falta de uniformidad, la inexistencia de un depósito municipal de vehículos y el mal estado de la flota municipal. Por todo esto, la plantilla solicita llegar a un acuerdo con el ayuntamiento, que "no convoca la mesa de negociación desde el mes de mayo", y que acepte las condiciones que se presentaron con el visto bueno de los sindicatos, con la valoración adecuada de los puestos de trabajo.

"Esta es la primera vez en la historio que la Policía Local hace un acto de protesta pero ya no podemos más. Esto es el principio de una guerra", señalan algunos de ellos, que además, hacen referencia a las bajas por estrés, las denuncias por "acoso laboral" y al "clima tóxico de trabajo" que hace que "nadie quiera venir a Catarroja".

Gratificación

A la salida del acto institucional, el alcalde, Jesús Monzó, se dirigió a los manifestantes que le "giraron la cara". "Ha sido una falta de respeto grave concentrarse cuando estamos haciendo un acto de homenaje para el cuerpo y otras entidades por su trabajo en la pandemia", comentó Monzó. El alcalde también señaló que se ha aprobado una gratificación económica para la plantilla.

De igual manera, apuntó que el ejecutivo "seguimos trabajando dentro de los plazos que les comunicamos". "A principios de año se pactó con los sindicatos una modificación de la jornada. Ellos quieren trabajar menos y cobra más pero no lo podemos consentir", explicó. Por ello, "se están estudiando alternativas para valorar esa reducción de horas".

"Negociar se negocia en la mesa no con actos como este", añadió y remató señalando que "en la concentración había agentes que están de baja y en plantillas de otros municipios".

Por su parte, la vicealcaldesa, Lorena Silvent, que comparte concejalía con Monzó, insistió en que "estamos en un proceso de negociación" y que "estamos dispuestos a solucionar todo aquellos que podamos, porque sabemos que hay problemas endémicos".


 

Los policías durante la concentración. /LP