IMG-LOGO
IMG-LOGO
PRENSA

Un sindicato pide a la nueva alcaldesa que "ponga orden" en la Policía Local de Dénia

05 septiembre 2008 188 visitas

LAS PROVINCIAS.ES 05.09.08 - S. IVARS DÉNIA

El delegado comarcal del sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos, Jorge Ferrández, exigió ayer a las autoridades competentes que actúen frente a "las irregularidades registradas y denunciadas en la comisaría" de la Policía Local de Dénia". Su sindicato pide a la alcaldesa, Ana Kringe, que "ponga un poco de orden en este desaguisado".

Ferrández afirma que el actual jefe de la policía dianense, José Martínez Espasa "suspendió una prueba eliminatoria de la oposición al cargo" por lo que "se tuvo que modificar el sistema de corrección para poder aprobarlo". Además, reiteró que Martínez tampoco "ha realizado el curso del Ivasp (Instituto Valenciana de Seguridad Pública) correctamente" y, según él, "se deja influenciar por terceras personas" siendo "su persona de confianza el inspector interino Vicente Pérez Vidal "quien no ha superado el mínimo exigido para ocupar su plaza y fue nombrado por decreto bajo sospecha de una falsedad documental".

Ferrández asegura que el intendente hizo "un curso exprés que no llega a las horas lectivas que tipifica la normativa" y "lo hizo a distancia cuando la formación debe ser presencial" informó Ferrández. A tenor de estos datos el agente afirmó que a Martínez "lo van a nombrar Intendente Principal en propiedad, teniendo infinidad de irregularidades pendientes de resolver y de las que el Ayuntamiento de Dénia, es conocedor". El policía indicó al concejal de Gobernación, Miguel Llobell que "no venga con paños calientes, pues todos sabemos que por tu profesión no necesitas a nadie que te explique como se llaman las cosas". Y es que, indicó, "ahora según Llobell, todo es culpa del anterior concejal, Pep Marí y del delegado de UGT, que presionaron al jefe de Policía para realizar toda esta caza de brujas por razones políticas".

Ferrández dijo que su sindicato "no tiene ningún color político" y que "sólo queremos que el nuevo equipo de gobierno actúe con rigor, firmeza y justicia" ante una serie de supuestas irregularidades.

Entre otras, "la entrega de vehículos retirados por la grúa a particulares sin seguir el procedimiento, el uso ilegítimo de llamadas grabadas o la falta de seguridad en el pleno de la moción de censura",

Ante esta situación, el sindicato se pregunta "¿quién les presiona?, ¿quién tapa y no saca del cajón todo lo que se ha denunciado?" y "¿a qué o a quién se le tiene miedo o se está encubriendo?".

A Ferrández se le abrió un expediente por cometer una falta muy grave al cambiarse de ropa minutos antes de que acabase su turno el pasado mes de abril. Ahora asegura haber sido "difamado y puesto en tela de juicio por una persona con hambre y sed de poder sin importarle nada ni nadie" y añade que el jefe policial "se ha rodeado de su guardia pretoriana y se han dedicado ha sembrar el temor e inseguridad en aquel que no comparta sus decisiones y mandatos, valiéndose de su condición de superioridad para efectuar un juego desafiante en los límites jurídicos establecidos".