Valencia continuará hasta final de año sin Policía de Barrio

 

Dos policías de barrio, en una imagen de archivo/MANUEL MOLINES

Dos policías de barrio, en una imagen de archivo / MANUEL MOLINES

 

El Sindicato pide al concejal Aarón Cano que recapacite y el Ayuntamiento incorpore al menos cien agentes interinos.

 
EP

 

El Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) ha criticado este viernes que se elimine la Policía de Barrio en la ciudad de Valencia hasta finales de 2020 porque el cuerpo «perderá así el trato y la cercanía con la ciudadanía y por lo tanto la colaboración».

SPPLB ha explicado que «la Delegación de Policía anunció el pasado miércoles, 2 de septiembre, a los sindicatos la decisión de continuar hasta el 31 de diciembre sin el servicio de Policía de Barrio en la ciudad de Valencia».

 

Según ha detallado en un comunicado, «todo el personal destinado en este servicio vio modificadas sus funciones a finales del pasado mes de mayo -tras la finalización de Estado de Alarma- y redistribuido al servicio de Patrullas, pasando a atender de forma prioritaria la demanda de servicios que llegan a la Sala del 092».

 

SPPLB ha puesto en valor que entre las funciones principales de la Policía de Barrio se encontraban el «trato personal y directo con los vecinos de cada barrio, con sus comercios, el control y colaboración en las entradas y salidas de los colegios, la realización de charlas de seguridad vial en las aulas, relaciones con la comunidad educativa, así como dar cobertura de una forma más personal a las diferentes asociaciones de vecinos, culturales, deportivas y comerciantes de la ciudad».

 

En este sentido, ha destacado que la Policía de Barrio «tenía amplia información» de su zona y de esta «se nutrían otros servicios municipales» como Bienestar Social y Violencia de Género, así como otras unidades de policía, entre ellas el GAMA, UCOs mercados ambulantes, menudeo de drogas y mediación.

«Tareas que se han dejado de cubrir con la eficacia con las que antes se realizaban por policías que, en muchas ocasiones, tienen una dilatada y contrastada experiencia en el desempeño de estas funciones tan específicas y que a partir de ahora se suplirán con una atención por policías en coches patrullas, con una prioridad en la atención de las demandas que se realicen a través del 092», ha agregado el sindicato.

 

SPPLB ha advertido que «se perderá así el trato y la cercanía con la ciudadanía y por lo tanto la colaboración, al no tener nada que ver un servicio de policía de barrio, andando, próximo y asequible, con un servicio realizado desde un coche patrulla, que atiende solo a demanda y con una relación directa escasa con el ciudadano-vecino».

Ha reprochado que «aunque desde el Área de Protección Ciudadana, con su concejal Aarón Cano a la cabeza, no se deja de insistir en la importancia que para ellos tiene la Policía de Barrio, la cruda realidad es que desde finales de mayo la Policía de Barrio en la ciudad de Valencia ha desaparecido».

«Ni el retorno del curso escolar, ni la vuelta después de las vacaciones de la actividad comercial y social, han sido suficientes motivos para que la figura del policía de barrio vuelva a las calles de nuestra ciudad, tal y como se comprometieron en el mes de mayo cuando se les cambio de funciones», ha lamentado.

SPPLB ha explicado que propuso a la Concejalía que se estudiara la viabilidad de que el servicio se retomara al menos en aquellos barrios donde la actividad comercial y social es mayor, por «la incidencia que para la ciudad y para la población en general tiene el pequeño y mediano comercio y el tejido asociativo/cultural; así como que se estudiaran otras alternativas para que la Policía de Barrio pudiera volver a desempeñar sus funciones».

Ha denunciado que «todas estas deficiencias que se están dando en la plantilla de la Policía Local de Valencia vienen enormemente condicionadas por la elevada falta de personal que se da en la actualidad y que la Delegación intenta camuflar con estos movimientos que no son más que »rotos para descosidos«».

Por ello, ha instado a Protección Ciudadana a «buscar fórmulas, que además son posibles, que permitan la incorporación del mayor número de policías a la mayor brevedad posible y que permitan el manteamiento de un servicio policial operativo».

«Pero lejos de esto, nos sorprende el concejal con anuncios de cobertura de colegios por parte de patrullas policiales, que son cuanto menos una broma, pues el cuerpo policial sabe que durará las primeras semanas para cubrir el expediente y es imposible mantener en el tiempo», ha aseverado.

Finalmente, se ha dirigido al concejal Aarón Cano para exigirle que «deje de hacer experimentos». «Póngase en su lugar y exija al alcalde la incorporación inmediata y posible de al menos cien policías interinos hasta que se incorpore la siguiente promoción», ha concluido.