Valencia ofrece trabajo a bomberos de otros municipios para cubrir plantilla

El Ayuntamiento aprueba los requisitos para una comisión de servicios ante la grave escasez de personal que pone en riesgo los servicios

PACO MORENOValencia

El Ayuntamiento de Valencia acordó este miércoles la contratación de bomberos de otros municipios para tratar de resolver los graves problemas de plantilla a través de comisiones de servicios. La medida estará vigente hasta que se cubran las plazas con las oposiciones, donde todavía no han salido las bases de los exámenes.

La decisión se tomó el miércoles en la Mesa General de Negociación y se prevé la contratación temporal de hasta 29 bomberos, según indicó ayer el secretario del Sindicato de Policías Locales y Bomberos en el Consistorio, Jesús Santos. Se trata de la primera vez que se pone en práctica y sigue el camino iniciado por la Policía Local en Fallas, que se reforzó durante un par de semanas con 40 agentes de otros municipios.

Valencia ha llegado a contar con más de medio millar de bomberos, comentó Santos, mientras que ahora la plantilla apenas alcanza los 380 funcionarios. Según el decreto del Consistorio, el llamamiento a personal foráneo se debe a las «necesidades perentorias puestas de manifiesto por la concejalía de Seguridad Ciudadana, en las que se requiere la adopción de medidas oportunas».

Los candidatos deberán contar con una serie de requisitos para formar una bolsa de trabajo. La condición indispensable es que los Ayuntamientos o consorcios donde trabajen en la actualidad estén conformes con la comisión de servicios, es decir, su traslado temporal a Valencia. También tener una experiencia mínima de cinco años, faltarle al menos el mismo tiempo para la jubilación y no hallarse en situación de segunda actividad, entre otros.

 

Los datos

Historia.
El origen del Cuerpo de Bomberos se remonta a 1775 por la constancia documental de una bomba de agua de extinción.
Recursos.
Los cinco parques repartidos en Valencia, uno en El Saler tienen una media de 70 agentes en total de guardia.
Organigrama.
El Cuerpo de Bomberos integra una Unidad de Intervención, otra de Logística y una tercera de Prevención.

 

La concejala de Ciudadanos María Dolores Jiménez presentó en el último pleno una moción para que se reforzara la plantilla. Ayer recordó que «la actual situación en materia de personal que padece el departamento de Bomberos está llegando a límites insostenibles e incluso existen momentos de colapso en el servicio, algo que resulta preocupante por las consecuencias que puede acarrear esta situación».

La delegada de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, anunció en enero de 2017 una reordenación de recursos del Cuerpo, con la transformación del retén del barrio del Carmen y la reapertura del Parque Oeste entre otras iniciativas, pendiente en gran medida del refuerzo de personal. El primero abrió sus puertas en 2015 en un inmueble conjunto con la Policía Local y la edil argumentó para el cambio un informe técnico donde se estimaba más operativo el traslado de los funcionarios al barrio de Tres Forques.

Menguzzato confirmó en varias respuestas plenarias a Ciudadanos el cierre puntual de algunos parques por falta de personal. Jiménez realizó la primera petición el pasado noviembre, para destacar cuatro meses después que «las bajas vegetativas en el Cuerpo de Bomberos se siguen produciendo, el pase a segunda actividad también supone bajas para el servicio operativo en calle y las oposiciones siguen sin convocarse, por lo que la situación va empeorando de forma continuada, sin que se adopten medidas».

El decreto aprobado responde a esta petición y habla de la baremación con que se ordenará la bolsa de trabajo. Los candidatos tendrán que pasar reconocimiento médico y tendrán 20 hábiles para presentar la instancia a partir de la publicación del documento en el Boletín Oficial del Estado, aún sin precisar.

Los títulos académicos y la formación tendrán un máximo de 24 puntos, mientras que el conocimiento del valenciano supondrá hasta seis puntos. A la vista de que no se han publicado las bases de las oposiciones, la previsión es que trabajen un periodo mínimo de un año. Jiménez añadió por último que esto es la «consecuencia de que no se hayan aprobado antes los exámenes».