Valencia: Sindicatos denuncian el retraso de las bases para las oposiciones a bombero

El Consistorio sacará 40 plazas de técnico en administración mientras tiene problemas de personal en la policía, según el SPPLB

valencia. El Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) del Ayuntamiento de Valencia denunció ayer que el Consistorio aún no ha publicado las bases para las oposiciones de las 18 plazas de bomberos previstas. «Si bien esta circunstancia no es achacable a Personal, puesto que las mismas no se han enviado aún desde la Mesa Técnica de Bomberos, y ello no es imputable desde luego a los sindicatos, quien convoca siempre es la delegación pertinente, en este caso Protección Ciudadana», lamentó el sindicato tras la reunión de la Mesa General de Negociación celebrada el pasado martes.

La concejalía que dirige Sergi Campillo anunció que ofrecerá 40 plazas en oposición de técnico en administración general (TAG), 40 de policías y diez de bomberos, además de incorporar un total de 98 plazas de consolidación y estabilización de interinos y de promoción interna que no consume la tasa de reposición de jubilaciones y ceses.

Para el SPPLB, es «claramente una propuesta insuficiente y que contradice la dinámica de convocar anualmente plazas de policía y bomberos de forma prioritaria y suficiente, sobre todo en el caso de este último colectivo con las diez escasas plazas mencionadas. Curiosamente otra de las bazas fuertes que plantea la propuesta son las 40 plazas de TAG, si bien estas tienen truco pues no saldrán el año que viene y se acumularían hipotéticamente a la oferta que se generará en 2018 para poder sacar una convocatoria que pueda asumir a todos los interinos actuales que están en dicho puesto».

Para el sindicato, la oferta de técnicos en administración general saldrá el año que viene, lo que evita que saquen más puestos de policía y bomberos que sí hacen falta y que no se cubren ni con interinos, como según el SPPLB sí que pasa con las plazas de técnico. Ello lleva al Consistorio «al cierre de parques y a un servicio deficiente», tal como indicaron fuentes del sindicato de policías y bomberos.


 


Levante-emv.com  

Los sindicatos entienden la situación pero quieren más agentes

El Spplb propone aplazar la regulación de los interinos y aumentar el número de policías y bomberos

La propuesta del Ayuntamiento de València de sacar 40 plazas de policía local ha sido acogida con resignación y poca oposición por parte de los sindicatos policiales, conscientes de las limitaciones que impone el Gobierno, pero intranquilos,por la situación de «colapso» que se puede generar.

Ana Odena, representante de Comisiones Obreras, aseguró que estas 40 plazas son «insuficientes», aunque «somos conscientes -dijo- de que con lo que tienen encima no pueden hacer milagros», en referencia a las 94 plazas de la tasa de reposición.

Confía, por tanto, en que la resolución del último pleno pidiendo la eliminación de esta tasa surta efecto. Entre tanto, el sindicato Comisiones Obreras es partidario de incorporar agentes de otros pueblos en comisión de servicios antes que recurrir a interinos o a agentes de movilidad. «Un policía de otro municipio es un policía armado y con experiencia, pero las otras fórmulas no lo son», lo que significa directamente que «no las contemplamos», dijo Odena.

Mejorar la oferta
Por su parte, el secretario del Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (Spplb), Jesús Santos, aseguró que esas 40 plazas pueden incrementarse pese al corsé del Gobierno. Santos admite las necesidades que hay respecto a los interinos, pero recuerda que estos trabajadores ya están haciendo sus funciones, mientras que en la policía y los bomberos «hace falta gente ya». Así pues, propone que la regulación de esos interinos se aplace al año que viene y ahora se aumente el número de policías y bomberos.

Especialmente grave, dijo, es la situación de los bomberos, que apenas tendrán 18 agentes de 2016 y 10 de este año. Y es que según sus cálculos, si no se hacen incorporaciones inmediatas «el servicio puede colapsar y van a tener que cerrar un parque más». «Tenemos un problema serio», advirtió.