A los policías de Alhama les dan medio centenar de mascarillas caducadas para protegerse

 

En la bolsa de las protecciones, que solo llevan sus instrucciones en portugués, consta como fecha el 13 de marzo de 2020, mientras que a los agentes se les han entregado con fecha de 25 de abril.

 
26.04.2020 |  Laopiniondemurcia.es


 
Imagen de una de las bolsas que les han proporcionado.

 

Más de cincuenta mascarillas mandadas por el Ayuntamiento eran recibidas ayer, sábado, en las dependencias de la Policía Local de Alhama de Murcia. Sin embargo, cuando los agentes revisaron el material, se encontraron con la desagradable sorpresa de que estas protecciones estaban caducadas.

 

Y es que en la parte posterior de la bolsa de las mascarillas, que solo llevan sus instrucciones escritas en portugués, consta que ésta caducaban el 13 de marzo de 2020, mientras que a los policías se les han entregado con fecha de 25 de abril. «Son mascarillas brasileñas, sin marcado de la Comunidad Europea», afirman quienes las han tenido en las manos.

 
 
 
 

Desde el Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) recuerdan que, en el caso de Alhama de Murcia, «desde el comienzo de la crisis sanitaria, provocada por coronavirus, la Jefatura de Policía Local ha venido reclamando diariamente, por escrito, medios de protección y test de detección para los agentes que están en las calles amortiguando los efectos de la expansión de la pandemia» de coronavirus, que ha dejado más de un centenar de personas muertas en toda la Región de Murcia y más de 20.000 en toda España.

 

«Sin embargo, los medios que les han proporcionado han sido escasos, en número, en calidad y en adecuación de los mismos, hasta que los agentes se han visto obligados a pagar ellos mismos de su bolsillo mascarillas de nivel de protección FFP2», afirman.

 

En la misma líneas, aseguran que, si los policías «han podido mantener las medidas higiénico-sanitarias» ha sido «gracias a la solidaridad de comercios y vecinos que, en la medida de sus posibilidades, se han volcado en cuidar a los agentes».

 

Apunta el sindicato que el 24 de abril «el señor concejal de Infraestructuras, Antonio García, afirmaba en el Pleno extraordinario que almacenaban 200 mascarillas tipo FFP2 e insinuaba que no habían sido solicitadas por la Policía», a lo que añade que «sin embargo, esa misma tarde eran mascarillas quirúrgicas desechables las que proporcionaban los agentes».

 

«Este hecho hacía que Jefatura de Policía Local emitiera un informe dirigido a Alcaldía, al citado concejal y al técnico de prevención de riesgos laborales en el que expresaba su disconformidad», manifiestan desde el SPPLB.

 

Así las cosas, al sindicato no le queda otra que «movilizarse, y se encuentra haciendo gestiones para la adquisición de material de protección y test de detección a cargo de los bolsillos de los policías», denuncian.

 

En este sentido, destacan los afectados que desde el centro de salud de la localidad han comunicado ya que pueden hacer el test a los policías, algo que el jefe viene pidiendo de forma reiterada, pero que desde el Ayuntamiento no les dan respuesta al respecto