El Ayuntamiento de València se niega a reunirse con el sindicato de bomberos para abordar conflictos laborales


 
JEFATURA DE BOMBEROS SE NIEGA A REUNIRSE CON LOS REPRESENTANTES DE LOS BOMBEROS PARA ABORDAR CONFLICTOS LABORALES.


 



SECCION SINDICAL AYUNTAMIENTO DE VALÈNCIA | Desde hace varios años se ha establecido la costumbre en el servicio de Bomberos del Ayuntamiento de Valencia de entorpecer la negociación colectiva en aspectos imprescindibles del día a día para el funcionamiento del servicio.

La Mesa Técnica de Bomberos –órgano de negociación laboral donde se sientan representantes del Servicio, la Concejalía de Protección y los Sindicatos de los Bomberos— se debe convocar con una periodicidad mensual o inmediatamente cuando así lo solicitan la mayoría de los sindicatos. Sin embargo, de un tiempo a esta parte el servicio de Bomberos dilata sin justificación alguna la convocatoria de dicha Mesa Técnica, pasando varios meses entre una convocatoria y otra. Se ha llegado incluso a negar su celebración pese a la petición conjunta que todos los sindicatos con representación hicieron el pasado 20 de enero, alegando y aprovechándose de la situación sanitaria. Sin embargo, durante el confinamiento total se celebraron varias Mesas de Bomberos por videoconferencia, y se celebran incluso mesas presenciales con aforo reducido y medidas sanitarias tanto por la Mesa General como por parte de servicios como Policía (que pertenece área del mismo concejal), Servicios Sociales, Acción Cultural… pero por lo que se ve por parte de su propia Jefatura los Bomberos son “indignos/as” de dicha atención.

Desde el SPPLB no entendemos ni compartimos en modo alguno esta postura de “Negación Plausible” o “técnica del avestruz” de los problemas del colectivo, escondiendo la cabeza para no conocer y por lo tanto abordar los conflictos. La plantilla del cuerpo de Bomberos de la ciudad de Valencia, pese a encontrarse muy mermada y con una media de edad elevada, ha demostrado una vez más su compromiso de atender a la sociedad durante esta pandemia, renunciando en muchas ocasiones a sus días libres y modificando sus turnos de vacaciones para no dejar de prestar un servicio que siempre es esencial, y más ahora si cabe. Sin embargo, tras tantos meses de esfuerzo el cansancio se acusa entre los Bomberos, y la jefatura del servicio se está viendo incapaz de manejar la situación, pues ni siquiera sabemos cómo y cuándo vamos a poder tener vacaciones o disfrutar de permisos este año o modificado las condiciones del personal de comunicaciones sin que se haya regularizado el acuerdo en dicha mes de bomberos estando en un limbo legal las mismas. 

Otra cuestión es el retraso injustificado de la aprobación de las bases en Junta de Gobierno para la provisión de 66 plazas “vitales” para el cuerpo de bomberos que llevan ya 8 meses “estudiándolas” cuando su regulación está tasada por Ley por lo que entendemos que es un retraso totalmente premeditado, lo que conllevara un perjuicio en la operatividad del servicio. 

La negativa de la Jefatura de Bomberos a reunirse con los representantes sindicales, junto con la pasividad total que viene demostrando el Concejal de Seguridad el Sr. Aaron Cano que lo permite, están generando un gran malestar entre la plantilla de Bomberos, sintiéndose ninguneados y poco valorados por la Concejalía y su Jefatura, todo y pese a estar desarrollando desde el inicio de la pandemia una labor fundamental en la atención a las emergencias.

Desde el Sindicato de Bomberos SPPLB apelamos a la intervención del Concejal y en su defecto o por dejación de este, del Alcalde el Sr Ribó para que inste a la Jefatura a reunirse con sus trabajadores.