Medio centenar de policías y funcionarios exigen al alcalde de Sant Joan mejoras urgentes

Jaime Albero responde que "todo lleva su tiempo" y que las demandas de los sindicatos "están en marcha", incluida una nueva RPT que se quiere aprobar en 8 meses

 

 


Medio centenar de policías y funcionarios del Ayuntamiento de Sant Joan se han concentrado a mediodía de hoy ante el edificio consistorial para reclamar al alcalde Jaime Albero unas reivindicaciones en cuestiones salarial y materia que "se deben hacer reales ahora después de tres años de silencio". La protesta convocada por la Federación de Sindicatos de Empleados Públicos (FESEP) ha contado con la participación de agentes de policía que no estaban trabajando en ese turno y de funcionarios que han dedicado la media hora de descanso matutino a la concentración. Además, se han sumado representantes políticos de todos los grupos de la corporación, a excepción del PSOE.

 

Tras lanzar varios cánticos, donde tambié se ha pedido la dimisión del edil de Seguridad, Manel Giner, los representantes sindicales han leído un manifiesto donde los miembros de la Policía Local junto a peones, conserjes, electricistas y fontanero (que integran las Agrupaciones Profesionales) han hecho públicas unas "reivindicaciones en el convencimiento de que, su aplicación, supondría una mejora del servicio que prestamos a este municipio y un reconocimiento al trabajo que desempeñamos".

 
 
 

Por este motivo, los policías y funcionarios han pedido la promoción del grupo AP (Agrupaciones Profesionales) a C2; la necesaria ampliación de la plantilla de policía; que los chalecos de protección balística sean unipersonales y ajustados a tallaje femenino o masculino, según persona; que se abone la nocturnidad y la festividad en el salario mensual; que la retribución salarial sea digna y justa; un nuevo protocolo de horarios que recoja la realidad de trabajar como policía local, ya que somos la escala especial de la administración con las peculiaridades que ello conlleva; y con carácter general, "transparencia real en la Administración" y "una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) revisable y actualizada".

 

A continuación, el alcalde ha llamado a dos representantes de sindicato convocante, que ha subido al despacho del Alcaldía y han entregado en mano las peticiones. En una corte reunión de escasos 5 minutos, el alcalde les ha pasado una relación con todas las gestiones que se han realizado desde 2015 para mejorar el servicio de la Policía Local. Además, el alcalde Jaime Albero ha señalado que ya se ha abierto el proceso para conseguir una nueva RPT que actualice la situación laboral de los trabajadores municipales, tanto policías como funcionarios y personal laboral.

 

Para Jaime Albero, secundado en todo momento por el edil de Seguridad, Manel Giner, la protesta sindical llega cuando "ya se ha iniciado todo el proceso", especialmente el de la nueva RPT, que "para agilizar los trámites se ha externalizado, por lo que podremos llevarla a pleno en un plazo de 6-8 meses". El alcalde, después de repasar toda la labor efectuada por su edil de Policía, ha recordado que se trata de un trabajo que no es sencillo, donde "los plazos están marcados por administración pública" y donde "son necesarios todos los informes técnicos para sacar adelante una propuesta". "Esta es una situación no deseada, pero es el fruto de una legislación que hace que los trámites sean muy pesados", añade Jaime Albero.