Torrent. El SPPLB denuncia en Trabajo deficiencias de la central de Policía Local

El colectivo agradece la implicación del concejal Andrés Campos en algunas soluciones pero critica que el edil de Seguridad no se haya implicado

El Sindicato Profesional de Policías Locales y Bomberos (SPPLB) ha interpuesto finalmente una denuncia en la inspección de Trabajo por las condiciones de la central de Torrent, después de considerar que, si bien parte de sus reivindicaciones han sido atendidas por el portavoz del gobierno Andrés Campos, las que competen al edil de Seguridad siguen sin encontrar ni solución ni diálogo.

El asunto arranca de hace semanas cuando el SPPLB registró en el ayuntamiento de Torrent un escrito con un informe técnico denunciando "las múltiples y graves deficiencias que sufre la actual comisaría", en donde considera que la plantilla realiza diariamente sus funciones "de forma precaria", como adelantó Levante-EMV.

 

Tras la denuncia, el sindicato fue requerido por el portavoz del gobierno local, Andrés Campos, "con la intención de subsanar las deficiencias más urgentes y el acotamiento de una zona de seguridad, tal y como marca la ley". Tras el gesto, el SPPLB agradeció pública y personalmente a este edil, con responsabilidad de Hacienda y Contratación, "por su atención y buenas intenciones".

De hecho, se alcanzó un "acuerdo verbal" con Campos en el que se estipulaba que, en un corto plazo de tiempo, se subsanarían las deficiencias más graves en cuanto a seguridad interna y se crearía una zona de seguridad en la plaza de la comisaría, además de proponerse una comisión para la creación de una nueva comisaría de policía.

Posteriormente, Campos realizó una visita a las instalaciones con la intención de arreglar hasta dónde sus competencias pueden llegar, aunque manifestó que otra parte tendría que ser subsanada por el edil de Fiestas, Fallas, Seguridad, Espacios Públicos y Personal. "Y de este concejal no hemos recibido noticias ni, por lo visto, las esperamos".

Por ello, el sindicado informa de que, a pesar de las "muy buenas intenciones por parte de Andrés Campos", el resto del acuerdo "no ha sido cumplido", lo que ha motivado una denuncia sobre las dependencias policiales a la Inspección de trabajo. "El edil encargado Seguridad Ciudadana, José Antonio Castillejo Durán, no ha dado respuesta ni señales de vida ni al informe presentado por este sindicato, ni a ningún otro, no contestando por escrito a ninguno de ellos", critica el sindicato.

Un amplio informe

El sindicato policial SPPLB elaboró durante un año el informe de las deficiencias de las instalaciones que tiene 107 folios. Los delegados José Mas y Daniel Martínez lo presentaron por registro de entrada y lo tramitaron a los grupos municipales con la intención de que se recoja en los programas electorales de los diferentes grupos la construcción de una central policial.

«En 1991 éramos 87 policías y ahora somos 110 con unas 35 vacantes por cubrir», y de ahí que las instalaciones ya no reúnan los requisitos exigibles, explica el SPPLB. Entre las deficiencias, señalan el vestuario donde los agentes disponen de unos pasillos de un metro de ancho para cambiarse. «Si tienes la taquilla al fondo, tienen que apartarse todos los compañeros para que llegues», explicaron a Levante-EMV.